consejo_lobosLa Ley de la Manada

La ley de la manada es un símbolo, pues nos recuerda la manada de Seonee, en dónde para vivir había una serie de normas y comportamientos que los lobatos y lobatas debían seguir. Es además un proyecto, porque encierra los valores que pueden ser vividos por ellos según su edad. Cuando un lobato o una lobata se sienta listo y quiera pertenecer a la manada, este es un paso que se debe respetar (la promesa de la manada no es la definitiva, luego se deberá renovar y conseguir la de scout).

La Ley de la Manada es:

El lobato escucha y obedece al Viejo Lobo y no solo se escucha a sí mismo.

El lobato ha de mantener una actitud de escucha a las enseñanzas de los adultos, que le ayudarán en su vida.

El lobato, al escuchar, aprende a salir de sí mismo, a olvidar su individualidad, a participar de la experiencia de los demás.

La Ley de la Manada indica al lobato que debe pensar en los demás antes que él, de esta manera, trabajaremos con los lobatos la solidaridad. Hemos de dirigir nuestro trabajo educativo a la interiorización y vivencia de la Ley de la Manada. Explicándola de forma sencilla, para que el niño la comprenda. Los Viejos Lobos serán un ejemplo a imitar en todo momento.

Las Máximas de Baloo

Las Máximas son lo que el Lobato debe aspirar a hacer tanto en la Manada como en su Vida Cotidiana. Se las llama las Máximas de Baloo, dado que el se las enseña a Mowgli para poder sobrevivir en la selva. Las Máximas podrían ser el equivalente a los valores de la Ley Scout para niños.

1- El lobato piensa primero en los demás:

El lobato aprenderá que la vida de la manada se basa en la convivencia y en el respeto a los demás, trabajaremos
el que los intereses colectivos están por encima de los individuales. El valor que se trabaja en esta máxima es la
solidaridad.

2- El lobato tiene los ojos y los oídos bien abiertos:

En todo momento, el lobato estará atento a lo que suceda a su alrededor, intentando descubrir y entender las
necesidades, las realidades, los sentimientos de tristeza y alegría de los otros, observando todo cuanto le rodea
como mejor forma para realizar su aprendizaje. El valor que se trabaja es la inquietud por conocer.

3- El lobato es limpio y ordenado

El lobato es limpio no sólo en el aspecto físico, sino también en sus acciones y en sus palabras. Trabajaremos el
orden de las cosas, lo importante de ser ordenado en todos los aspectos de su vida. El valor trabajado será el
orden.

4- El lobato siempre está alegre y sonriente.

Haremos entender a los lobatos, que siendo alegres y optimistas, conseguirán resolver los problemas, del mismo
modo que transmitirán y contagiarán esa alegría al resto de la Manada. El valor trabajado es la alegría.

5- El lobato siempre dice la verdad aunque le cueste.

El lobato debe comprender la importancia de decir la verdad siempre, y no utilizar la mentira. De esta manera,
todos los que le rodean creerán en su palabra y confiarán en él. El valor trabajado es la sinceridad.